lunes, 29 de enero de 2018

Picaduras por Medusas y Aguamalas

Dayana Vanesa Montoya
Estudiante de Internado Facultad de Medicina
Universidad de Antioquia



La mayoría de personas prefieren como destino vacacional un lugar con sol, playa, brisa y mar. De acuerdo a Trivago Colombia el buscador de hoteles más grande del mundo, los destinos nacionales preferidos en el 2017, fueron las ciudades costeras Cartagena, Santa Marta y San Andrés(1). 

Sin embargo, es importante tener en cuenta al momento de vacacionar en lugares junto al mar que existen algunos riesgos que se pueden tener al entrar en contacto con algunos habitantes acuáticos, como es el caso de las medusas o aguamalas, cuya picadura puede ser bastante molesta y dolorosa, comprometiendo en algunos casos el estado de salud de las personas hasta el punto de arruinar gran parte de las vacaciones.

Las medusas, aguamala o carabelas, como son comúnmente llamados (cnidarios), son animales invertebrados. Hay más de 100 especies de medusas (2), la severidad y el tratamiento de sus picaduras varían ampliamente, dependiendo del tipo de medusa, el tamaño de la picadura y el paciente. 

La parte de la medusa que ocasiona la mayoría de síntomas se encuentran en los tentáculos donde hay un tipo de células llamados (nematocitos), cuya función es inyectar toxinas y veneno al contacto con la piel de la víctima (2). 

Las medusas se localizan en medios marinos de poca profundidad, y se encuentran principalmente en regiones cálidas y tropicales, por lo tanto, es muy común que los accidentes por estos animales se presenten a la orilla del mar. 

Existen cuatro grandes grupos de cnidarios: 

-Escifozoos (las medusas verdaderas), quienes son responsables de la mayoría de accidentes. 

-Hidrozoos: Donde se encuentran las especies de “Carabela Portuguesa” y el “Coral del Fuego”.

-Cubozoos: Medusas en forma de caja que habitan aguas tropicales, cuyas especies se encuentran en Australia, Japón y Hawai, y estas poseen un veneno potencialmente mortal. Se considera de los animales más venenosos del planeta.

-Antozoos: Pertenecen las anémonas de mar y los corales blandos, los cuales tienen tentáculos cargados de (cnidocitos), el cual es un órgano que secreta moco con potentes toxinas con efectos en la piel, cerebro, corazón y la sangre (3).

En el Mar Caribe colombiano según el reporte del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (INVEMAR), para el año 2010 encontraron 158 especies de cnidarios, representados principalmente por la clase Anthozoa (92%) (4). Del resto de especies, el grupo más común en nuestro país son los escifozoos, los cuales habitan zonas costeras especialmente.

En el 2016 el Establecimiento Público Ambiental (EPA) lanzó una alerta ante el avistamiento de la especie marina conocida como "Carabela Portuguesa" en las playas de Cartagena, la cual pertenece a los hidrozoos (5). Y en el 2017 se encontraron varios especímenes de este mismo en la Isla de San Andrés (6). 

Cabe resaltar que esta especie conocida como “Carabela Portuguesa” es mucho más tóxica que la especie típica de nuestra región, pues suele generar en la piel lesiones mucho más severas y síntomas sistémicos que pueden llegar a comprometer la vida, como lo es el síndrome de dificultad respiratoria aguda (2).

Sin embargo, en nuestro país no existen estimaciones claras de cuánto es la cantidad de accidentes ocasionados por cnidarios, pero por las características de hábitat de las medusas, se estima que son bastantes comunes, en especial en épocas de mayor visita a las playas: vacaciones.

El mecanismo de daño que utilizan la mayoría de medusas como ya se mencionó es a través de toxinas, las cuales pueden variar de magnitud y gravedad, según las especies y la persona misma. Lo común en todas es el dolor intenso y la urticaria en el sitio de contacto de la piel en el momento inmediato. 

A medida que pasan las horas y según las medidas de primeros auxilios que se hayan utilizado, la persona puede presentar otros síntomas, como fiebre, dolor de estómago, náuseas, vómito, malestar general, calambres, escalofríos y hasta pueden presentar desvanecimientos o desmayos. Conllevando estos últimos a que el paciente acuda a servicios de salud(3). 

Por todo esto, es de gran importancia aprender sobre las primeras medidas de primeros auxilios ante una picadura por medusas, pues al realizarlas adecuadamente, se puede disminuir sustancialmente la sintomatología tan molesta generada por estos organismos, pudiendo así arruinar un día de descanso en la playa. 

El tratamiento para medusas incluye atención de primeros auxilios y tratamiento médico, dependiendo del tipo de medusa, la gravedad de la picadura y su reacción.


Pasos para la atención prehospitalaria ante la picadura de una medusa.


La mayoría de las picaduras de medusas se pueden tratar de la siguiente manera:
  1.  Enjuagar el área con vinagre de manera inmediata.
  2. Con mucho cuidado retirar los tentáculos visibles con unas pinzas finas.
  3. Remojar la piel con agua caliente, idealmente a una temperatura entre 43-45°c. Si no tiene un termómetro disponible, pruebe el agua en la mano o el codo de una persona que no esté herida; debe sentirse caliente y no quemarse.
  4. Mantenga el sitio de la lesión sumergida o en una ducha de agua caliente durante 20 a 45 minutos (7).

Si se tiene la información que la picadura fue por una medusa “Carabela portuguesa”, hay una particularidad con el tratamiento, y es el de evitar el uso de vinagre en el sitio de la lesión; ya que el contacto del vinagre con los fragmentos de tentáculos de la medusa aumenta considerablemente la descarga de nematocitos, por lo tanto, exacerbaría los síntomas y los daños generados. El resto de pasos sugeridos anteriormente se pueden seguir de manera segura (2). 

Posterior a la aplicación de los pasos anteriores de primeros auxilios, es recomendable asistir a un centro de salud cercano, para recibir atención médica donde puedan realizar un abordaje oportuno al cuadro clínico y así minimizar los síntomas y/o complicaciones. 

El cine, las historias de la gente o la cultura en general han aportado al surgimiento de creencias incorrectas sobre lo que se debe hacer ante un accidente con medusas.

A continuación, se enumera lo que NO hacer ante una picadura con aguamala:
  1. No aplicar agua de mar o arena sobre el sitio de la lesión.
  2. No aplicar orina (esta medida está completamente contraindicada, pues se ha encontrado que puede aumentar el dolor inmediato y la sintomatología posterior)
  3. No aplicar saliva u otro fluido humano
  4. No frotar con la mano, ni intentar rascarse.
  5. No enjuagar con agua dulce.
  6. No aplicar, alcohol, etanol, petróleo, gasolina o cualquier otro producto similar.
  7. No frotar con una toalla.
  8. No aplicar vendas de presión o cubrirla con otras prendas.
  9. No aplicar ninguna crema corporal, ni aceite, ni otros líquidos de aseo personal(7)

En estos casos también será de gran ayuda, solicitar de manera inmediata a la línea del Centro de Información de Medicamentos y Tóxicos (CIEMTO disponible las 24 horas del día 3003038000), donde se ofrecerá de manera oportuna y adecuada asesoría por parte de médicos toxicólogos. 


BIBLIOGRAFÍA

  1. Los destinos favoritos de los colombianos. EL DIARIO [Internet]. 2016 Jul 6; Available from: http://www.eldiario.com.co/seccion/TURISMO/los-destinos-favoritos-de-los-colombianos1607.html
  2. Cegolon L, Heymann WC, Lange JH, Mastrangelo G. Jellyfish stings and their management: A review. Mar Drugs. 2013;11(2):523–50. 
  3. Berling I, Isbister G. Marine envenomations. Aust Fam Physician [Internet]. 2015;44(1):28–32. Available from: http://dx.doi.org/10.1016/j.emc.2013.09.009
  4. Florez P, Santodomingo N. Biodiversidad del margen continental del Caribe colombiano. In: INVEMAR (Eds). Serie de P. 2010. p. 152–9. 
  5. EL UNIVERSAL. EPA lanza alerta por presencia de “Carabela Portuguesa” en las playas. 2016 Mar 11; Available from: http://www.eluniversal.com.co/cartagena/epa-lanza-alerta-por-presencia-de-carabela-portuguesa-en-las-playas-221387
  6. CARACOL RADIO. Alerta por presencia de peligrosa medusa y algas en playas de San Andrés [Internet]. Colombia; 2017. Available from: http://caracol.com.co/emisora/2017/01/21/san_andres/1485028537_036368.html
  7. Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). Jellyfish stings [Internet]. 2017. Available from: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/jellyfish-stings/diagnosis-treatment/drc-20353290