miércoles, 28 de diciembre de 2016

Cuidado con el fósforo blanco puede ser mortal


Durante las festividades decembrinas las familias se reúnen para celebrar la navidad y compartir gratos momentos; las ciudades se adornan con luces de colores pero también los juegos pirotécnicos destellan en el cielo.

Es en esta fecha que se presentan accidentes relacionados con el uso de la pólvora, los adultos maniobran los juegos pirotécnicos y los niños juegan con totes, triqui-traque o martinicas, algunos pueden llegar a ingerirlas y otros pueden resultar quemados.

Según el último Boletín de Pólvora del Instituto Nacional de Salud (INS) 2016, a hoy 23 de Diciembre con 9:00 horas; se habrían notificado al SIVIGILA (Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública) 299 casos de lesionados con pólvora de los cuales 148 son menores de edad. Estas notificaciones al SIVIGILA se presentaron principalmente en los días 7 y 8 de diciembre del año en curso.

El informe de eventos del INS, Intoxicaciones por sustancias químicas 2016, muestra que a la semana 36 del IX periodo epidemiológico, 10 casos de intoxicaciones por fósforo Blanco presente en la pólvora se han presentado en el territorio nacional.

Los desenlaces de estos casos pueden ser fatales debido a que el fósforo blanco es una sustancia muy tóxica.
Existen dos tipos de fósforo: el rojo y el blanco (o amarillo), el fósforo rojo no se absorbe por lo cual es esencialmente no tóxico; está presente en las cerillas, mientras que el fósforo blanco o amarillo, es un veneno celular altamente tóxico que se encuentra en los juegos de totes, triqui-traques o martinicas, algunas de estas vienen en presentación de tabletas que contienen alrededor de 20 mg de fósforo Blanco.

Arde espontáneamente a temperatura ambiente para producir óxido de fósforo, un humo altamente irritante.

La dosis letal por vía oral es de 1 mg/kg de peso (50 – 60 mg aproximadamente) aunque la ingesta de dosis menores puede producir lesiones muy severas.

Es un elemento corrosivo, que al ser ingerido puede ocasionar quemaduras del aparato gastrointestinal inclusive con la producción de hemorragias, a nivel de las vías respiratorias genera gran irritación de las mucosas produciendo tos, espasmos de los bronquios y neumonitis química severa con dificultad respiratoria, igualmente pueden presentarse quemaduras oculares.

El fósforo se acumula primariamente en el hígado, generando toxicidad hepática importante. Inicialmente puede aparecer diarrea luminiscente “heces de humo” y vómitos con un olor característico a ajo. Se describen además efectos tóxicos directos sobre otros órganos como corazón, riñón, sistema óseo, hematológico, nervioso y las distintas alteraciones metabólicas.

La persona tras la aparición de los síntomas gastrointestinales y manejo de sostén puede tener una falsa buena respuesta clínica que irá proseguido de un aparente periodo asintomático, cuando a las 72 horas aparecerán los síntomas de hepatitis tóxica con dos posibles resoluciones: evolucionar hacia la mejoría o hacia un estado terminal con muerte.

Se considera consulta tardía después de las 72 horas de aparición de los síntomas.

El diagnostico de este tipo de intoxicación se basa en la historia de exposición y la sintomatología clínica con ayuda de algunas pruebas que permitirán evaluar el estado general de la persona afectada debido al compromiso de múltiples órganos que este tipo de intoxicación involucra, principalmente hepático.

No hay un antídoto para tratar a estos pacientes por lo cual las medidas preventivas serian la mejor forma de evitar este tipo de intoxicaciones, como las campañas preventivas del uso de la pólvora que el gobierno ha difundido. Evitemos las muertes, secuelas y discapacidades asociadas a la manipulación de estas sustancias.

Si sospecha que alguna persona podría estar intoxicada con este tipo de sustancias, diríjase oportunamente a un centro hospitalario y comuníquese con el Centro de Información toxicológico de su área. La Línea Salvavidas CIEMTO está disponible las 24 horas del día 3003038000.

Bibliografía
x
1.
González F, López R. Intoxicación por fósforo blanco por ingestión oral de petardos o pequeños demonios: la experiencia actual en el Ecuador. Clin Toxicol (Phila). 2011 Enero; 49(1).
2.
Instituto Nacional de Salud. Boletin epidemiológico, evento prioritario pólvora. [Online].; 2016 [cited 2016 Diciembre 23. Available from: http://www.ins.gov.co/Noticias/Polvoras/Bolet%C3%ADn%2023,%20Dic%2023%202016%2011%20am.pdf.
3.
Instituto Nacional de Salud. INFORME DEL EVENTO INTOXICACIONES POR SUSTANCIAS QUÍMICAS, HASTA EL PERIODO EPIDEMIOLOGICO IX. [Online].; 2016 [cited 2016 Diciembre 23. Available from: http://www.ins.gov.co/lineas-de-accion/Subdireccion-Vigilancia/Informe%20de%20Evento%20Epidemiolgico/INTOXICACIONES%20Periodo%20IX%202016.pdf.
4.
Kreshak A.. [Libro electrónico. Capítulo 129. El fósforo. En: Olson KR. eds. Envenenamiento y Drogas Sobredosis, 6e ].; 2012 [cited 2016 Diciembre 23. Available from: http://aplicacionesbiblioteca.udea.edu.co:2351/content.aspx?sectionid=42069943&bookid=391&Resultclick=2.
5.
UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA Convenio Ministerio de la Protección Social. Guias para el manejo de urgencias toxicológicas. Primera ed. Social MdlP, editor. Bogotá: Imprenta Nacional de Colombia; 2008.
x





Sara Margarita Lastra Bello
MD. MSc. Toxicología. Esp. Adicciones
Unidad Telesalud. CIEMTO – Fac. Medicina. UdeA